Datos personales

Mi foto
Ciclotímica, crisis existenciales berretas, maniática, neurosis controladora, terca como mula, sumamente orgullosa, excentricidad alta y en progreso. Manipuladora, compradora compulsiva de boludeces, nivel incrementado de energía, actividad, e inquietud. Optimista, consumidora masiva de café y pastillas. Amante del cine, el teatro y la buena música. Miedo al fracaso, miedo al abandono, tendencias a escribir más de lo que debo. Fascinación por las gafas, las buenas fotografías y las personas con sonrisas lindas. Algo freak, algo nerd y media concheta. Ansiosa, organizadora de vidas ajenas, bastante despreocupada y en muchos casos depresiva al mejor estilo “drama queen”. Pequeño grado de autismo en la luna. En fin, una trastornada más. Welcome to the Josephine’s life.

¿Me queres seguir?

15/3/10

Clásicas preguntas que la gente presenta hacia tu persona cuando te cortas el pelo cortito, cortito (onda pibe):

• ¿Qué se te dio por cortarte el pelo así?
• ¿En que pensabas cuando te cortaste el pelo así? (Esta la odio).
• ¿Te arrepentiste?
• ¿Lo tenias muy largo antes de cortártelo?
• ¿Por donde lo tenias?
• Es re cómodo ¿no?
• ¿Y tu mama que te dijo?
• ¿Y el peluquero? ¿Qué te dijo?
• ¿No extrañas peinarte?
No sufrís más calor ¿no?
• ¿Estas feliz por no tener que usar planchita y secador?
• ¿Te acostumbraste?
• ¿Qué sentiste la primera vez que te viste al espejo?
¿Qué te agarro la Celeste Cid a vos loca de mierda? (Grande Gaby).


Por alguna extraña razón la gente cree que el pelo no crece y que después de cortártelo vas a sufrir una crisis fulminante durante la cual vas a querer cortarte las venas con galletitas de agua. También es fascinante como tener el pelo corto pasa a ser una pelada cuando te preguntan si te peinas o cuando te dicen si no sufrís el calor como suponiendo que junto con el corte te regalaron 58 ventiladores portátiles. Mi mama, mi mama ya esta curtida conmigo. Mi peluquero dijo, “vamos, mas plata”. No usar planchita y secador me completa la vida, es todo lo que esperaba de esta humanidad cuando decidí (o decidieron) que debía nacer (claro). Lo que sentí la primera vez que me vi, fueron ganas de acostarme conmigo misma y si, me agarro la Celeste Cid pero con mas cara de crota, fea y loca.